Catequesis: Demos gloria al Corazón de Jesús

Escrito por el 6 de julio de 2022

La Iglesia dedica todo el mes de junio al Sagrado Corazón de Jesús, con la finalidad de que los católicos lo veneremos, lo honremos y lo imitemos cada día.

Esto significa que debemos vivir demostrándole a Jesús con nuestras obras que lo amamos, que correspondemos al gran amor que Él nos tiene y que nos ha demostrado entregándose a la muerte por nosotros, quedándose en la Eucaristía y enseñándonos el camino a la vida eterna.

Todos los días podemos acercarnos a Jesús o alejarnos de Él. De nosotros depende, ya que Él siempre nos está esperando y amando. Y es que, en el Corazón de Cristo adoramos el amor de Dios a la humanidad, su voluntad de salvación universal, su infinita misericordia, aquel Corazón que, después de habernos amado hasta el extremo, hasta el fin, fue traspasado por una lanza y desde lo alto de la cruz, derramó sangre y agua, fuente inagotable de vida nueva y eterna.

Sólo de esta fuente inagotable de amor que es el Corazón de Jesús, podremos sacar la fuerza necesaria para amar, para vivir y cumplir nuestra vocación al amor, para llevar a cabo nuestra misión. Necesitamos contemplar y admirar cuanto se entraña en el Corazón Sacratísimo de Jesucristo para aprender lo que es el amor y lo que significa amar.

Tenemos que beber de esta inagotable fuente de vida, de donde brota la Iglesia y sus sacramentos, para abrirnos de par en par al misterio de Dios y de su amor, dejarnos transformar por Él.

Necesitamos profundizar nuestra relación con el Corazón de Jesús para reavivar en la fe, el amor salvífico de Dios, acogiéndolo cada vez mejor en nuestra vida. Debemos recurrir a esta fuente insondable del Corazón traspasado y abrazado para alcanzar el verdadero conocimiento de Jesús y experimentar más a fondo su amor.

Así podremos comprender mejor lo que significa, conocer en Jesús el amor de Dios, a experimentarlo teniendo puesta nuestra mirada y nuestra confianza en Él, hasta vivir por completo de la experiencia de su amor, para poderlo testimoniar después a los demás. Ahí está el secreto de la vida de la Iglesia y de cada uno de los cristianos.

De allí que la devoción al Sagrado Corazón nos conduce a la Iglesia, nos lleva a los sacramentos, nos lleva a la oración filial que con corazón de hijo se dirige al Padre de la misericordia y Dios de todo consuelo. Esta devoción nos lleva a vivir de la gracia y del amor de Dios caminando por las sendas de la santidad.

Diácono Martín Sáenz, Responsable Editorial Radio María.


RM Costa Rica

Llena de Amor

Canción actual

Título

Artista

Background