Una voz cristiana en su hogar

Lectura de hoy :”Quien pide recibe”

  • Primera Lectura: Ester 14,1.3-5.12-14
    “Enluten su corazón y no sus vestidos”Esto dice el Señor:
    «Conviértase a mí de todo corazón, con ayunos, lágrimas y llantos. Desgarren su corazón, no sus vestiduras; conviértanse al Señor, su Dios, porque él es clemente y misericordioso, lento a la ira, rico en amor y siempre dispuesto a perdonar. Quizás sí los perdonará una vez más y los bendecirá de nuevo, permitiendo que presenten ofrenda y libación al Señor, su Dios.
    Toquen la trompeta de Sión, proclamen un ayuno, convoquen una asamblea, reúnan al pueblo, purifiquen la comunidad, congreguen a los ancianos, reúnan a los pequeños y a los niños de pecho. Deje el recién
    casado su habitación y la recién casada su cámara nupcial.
    Entre el patio del templo y el altar lloren los sacerdotes, ministros del Señor, diciendo:
    “Perdona, Señor, a tu pueblo y no entregues tu nación al desprecio, a la burla de las gentes.
    Por qué han de decir los paganos: ¿Dónde está su Dios?”»
    El Señor se apiadó de su tierra, y perdonó a su pueblo.
  • Salmo Responsorial: 137
  • “Cuando te invoqué, me escuchaste, Señor.”
    Te doy gracias, Señor, de todo corazón;
    delante de los ángeles tañeré para ti,me postraré hacia tu santuario.

    R. Daré gracias a tu nombre,

    por tu misericordia y tu lealtad;

    cuando te invoqué, me escuchaste,

    acreciste el valor en mi alma.

    R. Daré gracias a tu nombre,

    Tu derecha me salva.

    El Señor completará sus favores conmigo: Señor, tu misericordia es eterna, no abandones la obra de tus manos.

    R.Daré gracias a tu nombre

  • Segunda Lectura: II Corintios 5, 20-21; 6, 1-2
    “Aprovechen este tiempo favorable para reconciliarse con Dios”Hermanos: Somos embajadores de Cristo, y es como si Dios mismo los exhortara por medio de nosotros. En nombre de Cristo les suplicamos que se dejen reconciliar con Dios. A quien no cometió pecado, Dios lo hizo por nosotros reo de pecado, para que, gracias a él, nosotros nos trasformemos en salvación de Dios.
    Ya que somos colaboradores de Dios, los exhortamos a que no reciban en vano la gracia divina. Porque él mismo dice: En el tiempo favorable te escuché; en el día de la salvación te ayudé. Pues sepan que, éste es el tiempo favorable, éste es el día de la salvación.
  • Evangelio: Mateo 7,7-12
    “Quien pide recibe”
  • En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: “Pedid y se os dará, buscad y encontraréis, llamad y se os abrirá; porque quien pide recibe, quien busca encuentra y al que llama se le abre. Si a alguno de vosotros le pide su hijo pan, ¿le va a dar una piedra?; y si le pide pescado, ¿le dará una serpiente? Pues si vosotros, que sois malos, sabéis dar cosas buenas a vuestros hijos, ¡cuánto más vuestro Padre del cielo dará cosas buenas a los que le piden! En resumen: Tratad a los demás como queréis que ellos os traten; en esto consiste la Ley y los profetas.”

Tagged as: , , , , ,


Comentarios